Subir

Desarrollo industrial

La instalación de las primeras industrias fabriles en Chile estuvo ligada a la expansión económica que vivió el país durante la década de 1860, que terminó abruptamente con la crisis económica que afectó a las economías industrializadas desde 1873. Sin embargo, la adquisición de los territorios salitreros de Tarapacá y Antofagasta tras la Guerra del Pacífico, trajo consigo un impresionante aumento de las rentas públicas y del flujo de divisas, a la par que se generó una importante demanda de alimentos y manufacturas desde la región salitrera y los centros urbanos en expansión. Esto inició un nuevo ciclo de crecimiento económico reflejado en la instalación de nuevas industrias. Sin embargo, todo el desarrollo industrial estaba fuertemente condicionado a las fluctuaciones en el tipo de cambio, por cuanto dependía absolutamente de tecnología, maquinaria e insumos importados.

A continuación, un trabajo de Luis Ortega sobre los inicios del desarrollo industrial en las décadas de 1860 y 1870, y un estudio de Marcello Camagnani que utiliza abundante material estadístico sobre la producción industrial entre 1860 y 1920 y su dependencia de las fluctuaciones de los mercados internacionales.