Subir

la segunda Revista de Valparaíso (1873-1874)

Rosario Orrego de Uribe fue directora y fundadora de la publicación que, con el nombre de Revista de Valparaíso, apareció en 1873, sin que existan referencias de una intención continuadora de la primera. La escritora fue una de las pocas mujeres intelectuales de la época. En el "Prospecto" que abre el primer número, anuncia: "Al fundar la Revista Valparaíso nos alienta la esperanza de que encontrará en el público la proteccion (sic) que se debe a un periódico llamado a ser el reflejo de una sociedad distinguida como la nuestra" (3).

Este periódico quincenal de literatura, artes y ciencias se propuso "reflejar" y "promover" el progreso material e intelectual de la nación, admitiendo toda clase de trabajos, siempre que éstos no entraran en el odioso terreno de la personalidad y de la política. Como afirmaba Enrique Nercasseaux, "para coadyuvar al adelantamiento del país" no hay medio "mas espedito" que el periódico literario ("Utilidad de los periódicos literarios", 22).

A lo largo de varios números Ruperto Murillo publicó la sección "Pájinas del Alma". Aparecen también textos sobre escritores como Goethe, Dante, Petrarca y Walter Scott, además de traducciones de textos ingleses sobre la "vida íntima y social", en lo que respecta al comportamiento de la mujer y al de "las jovencitas", quienes debían tener "mui presente, y se lo recomendamos a todas las madres de familia, que al caminar por la calle o en el paseo, lo hagan sin volver la cabeza, ni hacer movimientos que demuestren petulancia, orgullo, pretensión ni coquetería" (p. 96, tomo 2).

Si bien Rosario Orrego tuvo un papel fundamental en la Revista de Valparaíso y fue quien, según Roberto Vilches, inició "el elemento femenino" ("Revista Valparaíso", p. 56), la gran mayoría de los colaboradores fueron hombres. Entre ellos estuvieron Diego Barros Arana, Miguel Luis Amunátegui, Adolfo Valderrama, Eduardo de la Barra, Daniel Feliú, Ricardo Puelma y Elías Cousiño, además de Lucrecia Undurraga Solar.

En Revista de Valparaíso Rosario Orrego tuvo la oportunidad de publicar sus poemas y [: !U:literaturayfolletin novelas por entrega]. Cimentó "sus grandes dotes literarias al enriquecer las columnas de este periódico suyo con la más variada producción, en la que se hallan desde la liviana crónica hasta el género novelesco" (56). En uno de sus poemas publicados se muestra: "Sensible, amante, generosa, ingenua, / Escollos mil encuentra en su camino" (91).