Subir

Colonia Tolstoyana

La Colonia Tolstoyana fue un proyecto artístico-comunitario ideado por los escritores Augusto D'halmar (1882-1950) y Fernando Santiván (1886-1973), y el pintor Julio Ortíz de Zárate (1885-1946) entre los años 1904 y 1905. Estos jóvenes artistas, influenciados por los planteamientos filosóficos y morales del escritor ruso León Tolstoi (1828-1910), tuvieron la idea de poner en práctica la vida comunitaria que Tolstoi desarrolló con los campesinos en su propiedad de Yasnaia Poliana. Para ello, pensaron fundar una colonia en un lugar alejado de la ciudad, para vivir en cercanía de la naturaleza, educar al pueblo y desarrollar sus artes.

En un principio, pensaron establecer la colonia en la provincia de Arauco, pero finalmente se instaló en San Bernardo, en un terreno cedido por el escritor Manuel Magallanes Moure (1878-1924), ubicado en la calle Bulnes de esta ciudad. En su libro Recuerdos olvidados, Augusto D'halmar describió las actividades que los miembros de la colonia realizaban: "cada mañana arar la tierra; tomar té o mate; enseñar cada tarde en la escuelita; hablar de Loti; ver ponerse el sol al anochecer" (Santiago: Nascimiento, p. 245).

Asimismo, en Memorias de un Tolstoyano, Fernando Santiván relató su experiencia en la casa de Magallanes, señalando que su hogar "poseía el llano encanto y la distinción indefinibles que fue patrimonio de las familias provincianas de fortuna y abolengo. El gusto artístico del dueño de casa, junto con la arraigada tradición del resto de la familia, supieron prescindir de recientes modas importadas y conservar la sencillez de las antiguas costumbres" (Santiago: Zig-Zag, pp 134-135.)

La Colonia Tolstoyana fue frecuentada por artistas e intelectuales de la época, tales como los pintores Rafael Valdés (1883-1923), José Backhaus (1884-1922) y Pablo Burchard (1875-1964), el escultor el Carlos Canut de Bon (1877-1945), y el escritor Baldomero Lillo (1867-1923), entre otros.

A los meses de iniciado el proyecto, comenzaron a surgir los primeros problemas que llevaron al término de este, tales como la falta de agua para regar los cultivos, y la baja participación de algunos de sus miembros en el trabajo común. Pese a su breve duración, la colonia ha sido considerada como una iniciativa relevante para reunir a artistas de distintas disciplinas, tal como lo fue el Grupo de los Diez, que años más tarde volvió a congregar a algunos miembros de la colonia. Entre ellos, Augusto D'halmar, Manuel Magallanes Moure y Julio Ortíz de Zárate.