Subir

Revista Video Autor

El video es un medio dúctil y versátil. Como instrumento de expresión plástica podemos apropiárnoslo y convertirlo en la extensión de nuestro imaginario individual. Al video lo podemos transformar en nuestro escriba personalizado, en el sensor más preciso de las inflexiones de nuestros discursos privados, en el territorio de las prácticas autorales por excelencia

("Editorial". Video Autor. Número 1, octubre de 1995, p. 1).

En el marco de la segunda Bienal de Video de Santiago, apareció el primer número de Video Autor. Esta revista especializada en videoarte tuvo como director a Néstor Olhagaray (1946), subdirector, a Guillermo Cifuentes (1968-2007) y como integrantes del primer comité editorial a Claudia Aravena (1968), Edgar Endress y Óscar Garaycochea.

Editada por la Corporación Chilena de Video y Artes Electrónicas, en principio con la idea de convertirse en una publicación de frecuencia mensual, tuvo tres números publicados entre 1995 y 1997, que contaron con la colaboración de artistas, teóricos y comunicadores audiovisuales, de Chile y el extranjero, como Udo Jacobsen, Lotty Rosenfeld (1943), Sybil Brintrup (1954), Jean Paul Fargier (1944), Michel Jaffrennou (1944) o Martha Rosler (1943).

Uno de sus roles fundamentales fue dar a conocer la visión de sus colaboradores a través de distintas reflexiones y artículos sobre la producción de videoarte en Chile y el extranjero, en un contexto de aceleración de las transformaciones tecnológicas en el que convivían medios con retóricas más o menos tradicionales como el cine y la televisión, con el video -concebido como una herramienta de alta ductilidad- y la computación.

Video Autor fue una revista que se propuso dar un paso en la consolidación de la investigación sobre el videoarte y, en general, sobre la producción de imágenes electrónicas y digitales, alcanzando a ser una publicación representativa del impulso y las expectativas que generó el video en el campo de las artes visuales chilenas durante la década de 1990.