Subir

La base

Luis Enrique Délano publicó su novela La base en 1958, provocando una profunda impresión en el público chileno y extranjero. Esta obra, a diferencia de sus primeras producciones, se inscribe en la corriente literaria del realismo social, sustentada por escritores que propiciaban la escritura como una herramienta de transformación social. Siguiendo esta propuesta, este relato fue inspirado en la insurrección popular del 2 de abril de 1957, durante el segundo gobierno de Carlos Ibáñez del Campo. A través de las peripecias del personaje principal, Olga, el autor despliega el mundo narrado teniendo como referente directo las manifestaciones de obreros, estudiantes, mujeres, sindicatos y pobladores que se enfrentaron violentamente contra las medidas del gobierno. Sobre estos hechos cruentos, la novela narra la historia de amor y de lucha de una mujer, con una clara intención política.

La crítica especializada tuvo opiniones encontradas respecto de esta obra. Por una parte estaban los que alabaron el fondo realista, los personajes de carne y hueso, y sobretodo, el sello político de Délano como activo militante comunista. Por otra, aquellos que consideraban este volumen como una herramienta propagandística de menor valor estético, destacando que el autor había perdido la calidad literaria que lo caracterizó en su época de "imaginista".

Sin embargo, La base tuvo tres ediciones en Chile: 1958, 1973 y 1987, esta última fue impresa clandestinamente. Además se realizó una publicación en México (1976) y fue traducida al ruso, rumano y francés.