Subir

Francisco Antonio Pinto

Francisco Antonio Pinto nació en Santiago el 23 de julio de 1785. Estudió en el Colegio Carolino y luego estudió leyes en la Real Universidad de San Felipe donde se tituló en 1806. Al formarse la primera Junta de Gobierno, Pinto retornó desde Lima para sumarse al bando patriota. Al poco tiempo partió a Inglaterra, desde donde regresó en el período de la reconquista para unirse al Ejército Libertador en Mendoza.

De tendencia política liberal, tras la victoria de los patriotas en Chacabuco formó parte de la Expedición Libertadora de Perú. Fue nombrado Intendente de Coquimbo y en 1824 ministro del Interior de presidente Ramón Freire y vicepresidente en 1827. Al año siguiente lideró, como presidente de la República, el proceso constituyente que dio como resultado la Constitución liberal. En 1829 fue reelecto como presidente y durante su gobierno lidió con el fracaso de las leyes federales y posteriormente con el ensayo liberal.

El liderazgo de Pinto comenzó a mermarse en 1828 debido a los intentos de motines militares causados por los meses de sueldo impagos que generó descontento. Los conservadores aprovecharon esta situación para dividir al ejército y comenzar su fortalecimiento político. El presidente Pinto renunció temporalmente en 1829 aludiendo razones de salud, aunque en los hechos fue por la impugnación de la elección de su vicepresidente, siendo reemplazado interinamente por el presidente del Congreso Francisco Ramón Vicuña.

En octubre de ese mismo año intentó volver al cargo, sin embargo, las fuerzas conservadoras que habían logrado la adhesión de parte del ejército e impugnado las elecciones de diputados y del mismo presidente y vicepresidente, empujaron el desarrollo de la guerra civil que arrasó con las fuerzas liberales e implementó un nuevo proyecto político a partir de la Constitución de 1833.

Tras la derrota liberal fue perseguido, situación que se revirtió tras el matrimonio de su hija Enriqueta Pinto Garmendia con el presidente Manuel Bulnes Prieto, lo que lo rehabilitó políticamente. Su yerno lo nombró Consejero de Estado en 1843, siendo luego electo diputado por La Serena y presidente de la Cámara de Diputados. En 1846 asumió como Senador y alcanzó la presidencia de la Cámara.

Falleció en la ciudad de Santiago, el 18 de julio de 1858 a los 73 años. Dos décadas después, en 1876, su hijo Aníbal Pinto Garmendia también fue presidente