volver

Batalla de Tucapel

MC0000483

Tipo: Cápsulas

En diciembre de 1553, tras ser elegido toqui general por una alianza de linajes y respaldado por Colocolo, Lautaro se apoderó del fuerte de Tucapel al frente de varios miles de guerreros. Permaneció allí, sabiendo que los españoles intentarían recuperarlo, lo que efectivamente intentó Pedro de Valdivia al enterarse de la noticia. El gobernador español se puso en marcha hacia Tucapel con medio centenar de jinetes españoles, pero al llegar se vio rodeado por los guerreros indígenas. En esta batalla Lautaro, en vez de atacar en masa, empleó como estrategia a grupos sucesivos de guerreros. Cada bloque de indios se alternaba en el combate para no detener la contienda, posibilitando recobrar la fuerza y desgastar al enemigo. Tras un combate victorioso, Valdivia fue tomado prisionero, torturado y muerto. La sangre del conquistador vencido enardeció a los linajes indios, que se alzaron en numerosas partes y enviaron ayuda a Lautaro en sus nuevas incursiones militares.

Ministio(s) relacionado(s):

El toqui Lautaro (ca.1534-1557)

Lautaro y sus tres campañas contra Santiago, 1553-1557 : estudio biográfico según nuevos documentos

La merma de la sociedad indígena en Chile central y la última guerra de los promaucaes, 1541-1558

Hombres fuertes y liderazgo en las sociedades segmentarias: un estudio de casos

Pelea en la Cuesta Villagra, y retirasse derrotado a la Concepcion despues de una sangrienta batalla

De como se despoblo la Ciudad de la Concepcion y Lautaro la saqueo, y la pego fuego, y defiende la Virgen la ciudad de la Imperial

Vuelve con mayor exercito Lautaro a la ciudad de Santiago. Sale al mismo tiempo Villagra a socorrer la Imperial. Encuentranse los dos campos, danse una sangrienta batalla, matan a Lautaro, y vencen los Españoles

Derrota y muerte de Lautaro

De la memorable de Batalla de Tucapel entre Caupolicán y Valdivia, donde murieron él con todo su ejército haciéndole traición el famosísimo indio Lautaro

Cuéntase el famoso hecho de Lautaro, y la muerte del Gobernador Pedro de Valdivia con los suyos