volver

escuela conservadora

MC0013068

Tipo: Cápsulas

La escuela conservadora fue la corriente de pensamiento más influyente en la historiografía chilena del siglo XX. Fue tal el grado de difusión que tuvo, que traspasó las barreras de la historiografía y se implantó sólidamente en el ámbito de las ideologías políticas y las corrientes filosóficas del país. Sin embargo, su influencia no se debió tanto a nuevas metodologías o campos de investigación como al carisma de sus principales exponentes, así como a la relación que estableció entre el estudio del pasado y el análisis del proceso de modernización que experimentó la sociedad chilena durante la centuria.

Sus orígenes se remontan a los intelectuales nacionalistas de inicios del siglo XX que criticaron fuertemente el sistema parlamentario y los alcances de la modernización social y cultural del país. Las propuestas de estos intelectuales, que apuntaban al establecimiento de un sistema político de corte autoritario, fueron recogidas por Alberto Edwards, quien se convertiría en uno de los padres de la historiografía conservadora. En La fronda aristocrática, su obra más influyente, Edwards rescató el legado de Diego Portales, presentando la historia política del siglo XIX como una lucha constante entre una oligarquía organizada en partidos políticos y un Estado fuerte e impersonal que intentó vanamente imponer un proyecto de país al margen de los intereses de la élite tradicional. Las ideas de Edwards fueron compartidas por Francisco Antonio Encina, quien realizó una ácida crítica a la historiografía liberal decimonónica y sus alcances ideológicos, culpando al secularismo liberal de la decadencia del país.

Una segunda vertiente del movimiento conservador estuvo representada por Jaime Eyzaguirre, quien rescató el legado hispano y católico del país, en contraposición a la crítica que habían realizado a éste los historiadores del siglo XIX. Para Eyzaguirre, el origen del proceso de independencia no se encontraba en las ideas ilustradas sino en la misma tradición hispana, que encontró luego su expresión en el Estado portaliano. Hombre de gran carisma, Eyzaguirre tuvo una gran cantidad de seguidores, como los historiadores Gonzalo Vial y Bernardino Bravo Lira.

Otro destacado exponente de la escuela conservadora fue Mario Góngora, quien junto con realizar importantes aportes en el ámbito de las metodologías de investigación histórica, retomó las ideas de Edwards sobre el Estado portaliano, las que desarrolló en su influyente Ensayo histórico sobre la noción de Estado en Chile en los siglos XIX y XX.

Ministio(s) relacionado(s):

La historiografía chilena en el siglo XX

Ensayo histórico sobre la noción de Estado en Chile en los siglos XIX y XX

La fronda aristocrática en Chile

La literatura histórica chilena y el concepto actual de la historia

Mario Góngora: en busca de si mismo: 1915-1946

Bibliografía histórica : (1959-1967)

Gabriel Salazar y la "nueva historia": elementos para una polémica desde el marxismo clásico:(exposición y debate)

Eugenio Pereira Salas, Premio Nacional de Historia 1974

Eugenio Pereira Salas y su obra, a veinte años de su muerte

Apuntes para el estudio crítico de la obra historiográfica del profesor Néstor Meza Villalobos

Ricardo Krebs Wilckens, Premio Nacional de Historia 1982

Fernando Guarda Geywitz, Premio Nacional de Historia 1984

Rolando Mellafe Rojas

Álvaro Jara, presencia y aportes metodológicos en la historiografía americana

Notas acerca de la obra de Mateo Martinic Beros, Premio Nacional de Historia año 2000

Los trabajadores en la historiografía chilena : balances y proyecciones

Notas para el estudio de la obra historiográfica de don Eugenio Pereira Salas

Acerca de la bibliografía chilena en los últimos cincuenta años

La mujer y la historiografía chilena

Historiografía minera de Chile (1870-1996). Ensayo bibliográfico

La historiografía económica de Chile. Reflexiones y balances