volver

Irene Morales Galaz

Tipo: Cápsulas

Irene Morales Galaz es la cantinera más popular que participó en la Guerra del Pacífico. Como afirma la historiadora Paz Larraín Mira en diversas investigaciones, no hay un dato exacto sobre la fecha de nacimiento de Morales. Sin embargo, se sabe que vivió en la Chimba y que se desempeño como costurera. En 1877, Morales contrajo matrimonio y enviudó a los pocos meses, por lo que se trasladó a Antofagasta (Larraín Mira, Paz. "La presencia de la mujer chilena en la Guerra del Pacífico" en Stuven, Ana María; Fermandois, Joaquín. Historia de las mujeres en Chile, Taurus, Santiago, 2010, p.235). Según narra Benjamín Vicuña Mackenna, durante su estadía en Antofagasta, Morales "contrajo segundas nupcias con un chileno, Santiago Pizarro" ("Las amazonas del Ejército de Chile. La cantinera del 3° Irene Morales" en El Nuevo Ferrocarril, 12 de agosto de 1880, p.1). Pero el matrimonio no duró mucho, ya que en 1878, su marido fue fusilado por asesinar a un hombre boliviano en una riña.

Durante la ocupación que hizo el ejército chileno de Antofagasta, Irene Morales se disfrazó de hombre para unirse al Batallón 3° de Línea. Sin embargo, fue aceptada en sus filas sin mayor problemas, pese a ser mujer. Como relata Vicuña Mackenna: "El soldado-mujer del 3º se batió en Dolores, y marchó enseguida a Dibujo; en ese paraje la Morales por permiso especial del General Baquedano, pudo vestir su traje de mujer abandonando por primera vez su disfraz. En la segunda campaña de la guerra la cantinera del 3º pasó a la cuarta división en calidad de lavandera del Coronel Barbosa. Pero perdida en la noche que precedió a la batalla de Tacna entre la niebla de la camanchaca, encontró refugio y fue acogida en los Carabineros de Yungay" (Ibídem, p.2). También destacó en la Toma del Morro de Arica y en sus labores como enfermera y cuidadora de los soldados.

Una vez finalizada la guerra, Morales volvió a vivir en la ciudad de Santiago. Fue vitoreada en la inauguración del monumento del "Roto Chileno", sin embargo, como le sucedió a la mayoría de los veteranos de guerra, el Estado no se hizo cargo de ella ni le prestó ayuda económica. Fue así que murió el 25 de agosto de 1890 en el Hospital San Borja de Santiago, a la edad de 42 años.

Ministio(s) relacionado(s):

Mujeres en la Guerra del Pacífico (1879-1884)

A Irene Morales [poema]

La cantinera Irene Morales

La presencia de la mujer chilena en la Guerra del Pacífico

La Cantinera del Atacama : Doña Filomena Valenzuela G.

Dolores Rodríguez: Cantinera del 2º de línea

Dolores: homenaje a la mujer chilena en la siempre dulce y querida memoria de mi tiernamente amada hermana Dolores Vicuña de Morandé

La Sarjento Candelaria Perez: recuerdos de la campaña de 1838 contra la Confederacion Perú-Boliviana

Las cantineras en el ejército