volver

Memoria Chilena pone en línea los primeros 35 años de la revista Estadio

La publicación (1941-1982), que inauguró un nuevo estilo de prensa deportiva en nuestro país, se suma a las colecciones de otras revistas de la primera mitad del siglo XX como "Los sports", "Match" y "Don Severo".

"Una mañana cualquiera me voy a levantar sin ganas de ir a entrenar, pensaré que es más grato quedarme un rato largo entre las sábanas, tomarme un aperitivo, comerme una empanada y un gran postre de crema. Lo voy a hacer. Y entonces querrá decir que puedo llegar hasta aquí no más. Que se apagó esa llamita que llevo en el corazón. Y no tendré tiempo de avisarte". Es noviembre de 1959 y así, de primera fuente, transmitía a los chilenos el periodista Antonino Vera -quien firmaba como "Aver"- las impresiones de  Sergio "Sapo" Livingstone (1920-2012) -quizá el primer gran ídolo del deporte chileno- acerca de su despedida del fútbol profesional .

Un estilo directo y cercano, en clave de diálogo, que da cuenta de la relación entre reportero y astro que caracterizó a la revista Estadio (1941-1982), haciendo de puente entre una práctica cada vez más profesionalizada y un público cada vez más masivo. Pero este no fue el único distintivo de la publicación respecto de otras revistas deportivas de la primera mitad del siglo XX.

El mismo Livingstone fue protagonista de la primera portada a todo color (Nº 26); sello de una nueva propuesta visual en el rubro, y que contribuyó más que ninguna otra publicación de la época a la exposición mediática de los deportistas.

De acuerdo a la editora de Memoria Chilena, Macarena Dölz, otro aspecto importante a considerar es la continuidad de la revista, que circuló durante cuatro décadas ininterrumpidas: "esto nos permite documentar una evolución del deporte chileno, no solo desde el punto de vista competitivo, sino también de la percepción social de la práctica deportiva en el país". Esto, pues si bien Estadio contribuyó a estimular la práctica aficionada , en su cobertura puso énfasis en el deporte como actividad profesional y en un contexto que no era ya únicamente local. A ello se suma la amplitud del panorama deportivo de los 40' y 50', en el que el básquetbol, el atletismo, el boxeo, el automovilismo y el esquí también brillaban.

En relación a lo anterior, Dolz señala que la revista introdujo una mirada más analítica sobre el deporte, y fue una verdadera escuela en la que se formó la primera generación de periodistas deportivos. Ejemplo de ello es el meteórico ascenso de Eugenio García -llamado también "er mago der lente": "el muchacho aficionado de la maquinita de cajón de hace tres años es en la actualidad uno de los reporteros gráficos especializados en deporte (...) más cotizados y de firme prestigio" (Estadio, 20 de octubre de 1945).

Desarrollismo y visión social del deporte

Especialmente en su primera década de vida, la revista Estadio se alineó con la idea del deporte como vehículo de dignificación para la clase obrera, promovida por los gobiernos radicales de Pedro Aguirre Cerda (1938-1941) y Juan Antonio Ríos (1942-1946). Incluso, sirvió como medio explícito de difusión de programas gubernamentales, como "El chileno físicamente apto" (1943).

Al decir del académico de la Universidad de Chile, Eduardo Santa Cruz: "se trataba de un relativamente original modelo de prensa, que se sustentó en dispositivos periodísticos analítico-educativos y difusores de la actividad deportiva como coadyudante de la tarea del progreso y desarrollo nacional, en el plano de los hábitos, costumbres, sociabilidad y vida asociativa" ("Prensa deportiva y desarrollismo en Chile: el caso de la revista Estadio", revista Mapocho, n° 71, 2012). Lo anterior puede entenderse en un contexto más amplio de promoción del llamado "ocio saludable", que consideraba la práctica pero también la formación y el disfrute del espectador.

En esta oportunidad, la Biblioteca Nacional ha digitalizado y puesto en línea los primeros 35 años de la revista, colección que será completada durante el próximo semestre. Invitamos a nuestros usuarios y lectores a disfrutar de esta publicación, considerada como la más importante de nuestro país en el ámbito del periodismo deportivo.