volver

Arte Visual en La Plaza de Armas

Luego de la exitosa muestra en fachadas de edificios patrimoniales, la artista Catalina Rojas quiere conquistar la atención y el gusto por el arte contemporáneo entre el millón de personas que pasa diariamente por el centro neurálgico de Santiago.

La muestra la conforman una serie de gigantografías que registran la obra: fotografías, pinturas y grabados de "Huellas del pasado, huella presente" de la artista chilena Catalina Rojas.

Bajo el concepto, el arte pertenece a todos, el proyecto desarrollado por Catalina Rojas entre octubre y noviembre del año 2005, como un circuito itinerante de proyecciones de dibujos y pinturas sobre cuatro grandes edificaciones patrimoniales: Casa Central Universidad de Chile, Biblioteca Nacional, Ilustre Municipalidad de Santiago y Centro Cultural Estación Mapocho. Edificios, que en vez de la tela sirvieron de soporte a sus pinturas.

Estas gigantografías, son testigo de una experiencia única de intervención artística urbana sobre edificios patrimoniales de nuestra ciudad, un acto que acerca al observador con su entorno, democratiza el arte contemporáneo, a la vez que rescata la historia contenida en estas emblemáticas construcciones.

El éxito logrado en las cuatro presentaciones del año recién pasado, posibilitó que la obra fuera autorizada para presentarse como una serie gigantografías en la Plaza de Armas de la capital, exposición abierta y liberada de pago, para todo público, durante los meses de diciembre y enero, período privilegiado para juntar a la gente con el arte, cuando circulan más de un millón de personas diariamente. El calor y las compras navideñas también merecen un descanso.... y qué mejor que hacerlo disfrutando de unos minutos de arte.
La inauguración se realizara el día jueves 30 de Noviembre en Casa Colorada a las 20:00 hrs. en un acto privado.

"Huellas del pasado, huella presente" fue respaldo por varias entidades como el Gobierno de Chile, a través del Consejo Nacional de Cultura y las Artes, Comisión Bicentenario y la Biblioteca Nacional pertenecienmte a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, la Ilustre Municipalidad de Santiago, Centro cultural Estación Mapocho y Universidad de Chile, debido al aporte creativo y calidad de la muestra.