Subir

Suma y destino

"Arte no es cosa irreal que baje del cielo ni inspiración subitánea, ni demonio aunque lo haya dicho Platón. Se nace artista, pero hay que hacerse artista; sin lucha no hay arte; no hay arte de satisfechos y ni siquiera arte para los satisfechos, ya que para ellos el arte no puede tener más valor que uno de tantos pasatiempos; y el arte como pasatiempo es una de las tantas monstruosidades de las clases que periclitan; el arte sereno, pero poderoso de Cantoral en el que cierta inspiración eglógica se funde con lo moderno, en el que las formas tienen la levadura de lo actual, apunta también al porvenir. En El valle pierde su atmósfera, ese arte adquiere una forma poderosa, nacional y continental, no en el significado restrictivo y exterior, sino profundo y universal. Es la visión de la América conquistada y esclavizada de ayer, de la América sujeta y explotada de hoy, de la América que lucha, para ser libre mañana. Los repetidores de recetas si alguna vez quieren dejar las recetas para ocuparse de lo real pueden comparar El valle pierde su atmósfera de Winett, con "Surlandis, pulso del mundo" de Pablo de Rokha. Podrán ver y sentir como dos personalidades poderosas llegan a un mismo fin por medio de elementos artísticos diferentes y con procedimientos artísticos diferentes; Winett de Rokha crea mediante asociaciones esenciales; lo perceptible matrial se extiende y se une con elementos puramente sensibles, adquieren forma, color y peso como proyecciones de aquellos; y viceversa, los elementos sensibles adquieren por los segundos, categoría interna; es un ir y venir constantes; un movimiento perpetuo, una vibración ininterrumpida que asume la realidad y la vida que va desde el sistema de electrones al organismo total en plena existencia", Juan de Luigi en "Winett de Rokha, Mujer, Madre, artista".

Suma y destino, antología publicada en 1951 por Editorial Multitud, incluye poemas publicados originalmente en los libros: Cantoral, Oniromancia, El valle pierde su atmósfera además del póstumo, Los sellos arcanos.