Subir

Alberto, el jugador

Con la publicación de Alberto el jugador Rosario Orrego se posicionó como la primera novelista chilena.

"Era el 17, víspera del aniversario de la independencia de Chile. Esa noche la ciudad de Santiago presentaba un golpe de vista hermosísimo con sus calles rectas cortadas a escuadra por edificios más o menos suntuosos, pero todos blancos como la nieve. Desde la casa de más humilde apariencia hasta el palacio presidencial, todo parecía haber tomado cuerpo y animándose por una misma idea. El estuque, la cal, la pintura aparecían frescos, lucientes, exhalando ese olor agradable que da el aseo hasta a las cosas inanimadas". Alberto el jugador (Fragmento)