Subir

Educadora

En el ámbito de la educación realizó inmensos aportes. No sólo trabajó como docente en escuelas y universidades, sino que además elaboró textos escolares y de reflexión pedagógica.

Entre las obras teóricas encontramos:

Impresiones de Juventud (1909)

La novela castellana de hoy (1909)

La escuela secundaria en los Estados Unidos (1919)

Nuevas orientaciones de la enseñanza (1927)

Bases para una política educacional (1943)

Y su obra capital Historia de la enseñanza en Chile (1939), que muestra la evolución de la educación en Chile en sus diversos aspectos.

En cuanto a los cargos ejercidos son numerosos, pero sin duda, uno de los más importantes fue el de Profesora extraordinaria en la Universidad de Chile, porque la convirtió en la primera mujer poseedora de tal investidura.

En la actualidad existe el Premio Amanda Labarca, entregado a personas que se destacan por su trayectoria en los planos de la docencia y cultura del país.