Subir

España

En España, José Toribio Medina encontró un inmenso caudal de fuentes para la historia de América, proveniente de los archivos en que se habían depositado los documentos de la administración colonial. En 1877 visitó por primera vez el Archivo General de Indias en Sevilla, donde luego recopiló información que puso a disposición de los investigadores en sus volúmenes de manuscritos y publicaciones relativas a la imprenta americana. Su asignación a la embajada chilena en Madrid, en 1884, permitió a Medina completar la tarea en Sevilla y conocer nuevas bibliotecas y archivos, como el de Simancas, de donde extrajo la información para sus obras sobre la Inquisición.