Subir

Dos fueron los terremotos más renombrados

En noviembre de 1822 la zona central fue sacudida por un sismo de gran magnitud, relatado por la inglesa Mary Graham, quien lo vivió en Valparaíso. A su vez, un terremoto afectó a Concepción y Talcahuano en 1835, destrucción narrada por Charles Darwin, quien se encontraba de paso por Chile. Este último lo describió así: "Un terremoto trastoca en un instante las más firmes ideas; la tierra, el emblema mismo de la solidez, ha temblado bajo nuestros pies como una costra muy delgada puesta sobre un fluido, un espacio de un segundo ha bastado para despertar en la imaginación un extraño sentimiento de inseguridad que horas de reflexión no hubieran podido producir" (Charles Darwin, Darwin en Chile (1832-1835): viaje de un naturalista alrededor del mundo. Santiago: Editorial Universitaria, 2009, p. 193). Asimismo, sobre la situación de Concepción y Talcahuano expresó: "En Concepción, cada fila de casas, cada mansión aislada, formaba un montón de ruinas bien distinto; en Talcahuano, al contrario, la ola que había seguido al terremoto y que inundó la ciudad no había dejado al retirarse sino un confuso montón de ladrillos, tejas y vigas, y aquí y allá alguna pared aún en pie". (ídem, p. 196). Este terremoto provocó además el cambio de emplazamiento de la ciudad de Chillán. Se trasladó desde lo que hoy es Chillán Viejo, a su ubicación actual. El desastre en Bío-Bío también se sintió en medio del Océano Pacífico, donde un terremoto y un tsunami afectaron el archipiélago Juan Fernández.