Subir

Territorio limítrofe con Perú

Antes de la Guerra del Pacífico, Chile no había tenido conflictos sobre límites territoriales con Perú. Desde la Colonia, el Río Loa había sido el límite natural entre ambos pueblos. En el Tratado de Ancón del 20 de octubre de 1883, que restableció la paz entre los dos países tras la Guerra, Perú cedió a Chile el territorio de la provincia litoral de Tarapacá perpetua e incondicionalmente. Tacna y Arica quedaron bajo jurisdicción chilena por diez años; luego un plebiscito decidiría la soberanía definitiva. La soberanía de ambas provincias se estableció definitivamente en el Tratado de Lima, firmado en 1929, donde Tacna pasó a soberanía peruana y Arica a jurisdicción chilena. Además se instauró que la frontera partiría en un punto de la costa llamado "Concordia", a diez kilómetros al norte del puente del Río Lluta, seguiría al oriente en línea paralela a la vía del ferrocarril Arica-La Paz, y pasaría por el centro de la Laguna Blanca, donde cada parte sería territorio de cada país. El año 2014, la Corte Internacional de La Haya dictaminó que la frontera marítima "es la intersección del paralelo de latitud que cruza el Hito Nº1 con la línea de bajamar" ("Maritimie Dispute (Peru v. Chile)", International Court of Justice, 2014).