Subir

Mar Territorial

Chile tuvo desde el siglo XIX derechos marítimos sobre tres millas náuticas desde las costas al interior. En 1947 surgió la necesidad de regular la explotación de los recursos marinos, a lo que el Estado chileno declaró la protección pesquera en 200 millas desde la costa al interior marino. Nuestro país, con Perú y Ecuador, firmaron en 1952 la Declaración de Santiago, acuerdo donde se estableció la jurisdicción marítima de tales naciones sobre las 200 millas desde sus costas. En 1982, Chile, junto a 119 países, se adhirió a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar). En ella, se estableció que las naciones podían establecer su Mar Territorial (MT) hasta las 12 millas marinas. Por su parte, la Zona Económica Exclusiva (ZEE) es un espacio situado fuera del Mar Territorial que se extiende hasta las 200 millas marinas donde solo el país soberano puede explorar y explotar los recursos marítimos y, además, recae en cada país soberano el deber de resguardar y proteger las especies, evitando las extinciones y contaminación de las aguas.