Subir

Guerra a muerte

En su libro La Guerra a Muerte, Benjamín Vicuña Mackenna (1831-1886) llamó de esta forma a la etapa final de las guerras de la independencia, que se desarrolló entre 1819 y 1824 en el sur de Chile y en la que se enfrentaron patriotas y realistas liderados por Vicente Benavides (1777-1822).

Pese a que ambos bandos contaron con el apoyo de los mapuche, la mayor parte de la población de la Araucanía se unió a los españoles. Asimismo, los religiosos ocuparon un papel relevante en este conflicto, realizando propaganda a favor de la monarquía entre los mapuche, ya que pese a no tener "plena acogida entre los indígenas, eran conocidos y poseían influencia entre comerciantes, lenguaraces, capitanes de amigos, comisionados de naciones y toda esa amalgama de personajes que vivía en las fronteras" (cf. José Bengoa. Historia del pueblo mapuche: (siglo XIX y XX). Santiago: LOM Ediciones, 2000, p. 147).

Una característica particular de este conflicto en relación a otros desarrollados en el contexto de las guerras de la independencia, fue su estilo diferente. Mientras que en batallas como las de Chacabuco y Maipú se enfrentaron "ejércitos regulares" y de acuerdo a "las leyes de la guerra", en este caso "el conflicto asumió el estilo de las guerras fronterizas" en las cuales "chocan grupos paramilitares, montoneros, guerrillas y grupos desesperados" que ocuparon métodos como "el pillaje, el incendio, el robo y el saqueo, la sorpresa y la emboscada" (José Bengoa. Historia…, p. 146).

Debido a la violencia que caracterizó a este conflicto, Vicuña Mackenna lo denominó "Guerra a muerte". En el libro que lleva este nombre, su autor relató y comentó de manera detallada y en veinticinco capítulos lo sucedido durante este período. Para ello, utilizó fuentes documentales y orales.