Subir

Instituto Pedagógico (1889-1989)

El Instituto Pedagógico fue un establecimiento educacional que se encargó de la formación de profesores para la enseñanza secundaria. Décadas antes de su creación, intelectuales y políticos advirtieron sobre la necesidad de profesionalizar la carrera del profesorado. Entre ellos, Ignacio Domeyko (1802-1889) en 1842, Diego Barros Arana (1830-1907) como director del Instituto Nacional, Valentín Letelier (1852-1919) y Claudio Matte (1858-1956) después de visitar establecimientos educacionales en Alemania, y Pedro Montt (1849-1910), quien siendo Ministro de Instrucción Pública elaboró un proyecto para crear una Escuela Normal de Profesores Secundarios.

En 1888 el Ministro de Instrucción Pública, Federico Puga Borne (1855-1935), decidió crear el Instituto Pedagógico y contrató a profesores alemanes especializados en diferentes disciplinas para que formaran a los maestros de enseñanza secundaria. Estos profesores -entre los que se encontraban Rodolfo Lenz (1863-1938), Federico Hanssen (1857-1919) y Federico Johow (1859-1933)-, introdujeron en Chile el método concéntrico de enseñanza. A ellos, se sumó el profesor chileno Enrique Nercasseau y Morán (1854-1925), quien se encargó de la cátedra de castellano. Posteriormente, se incorporaron Domingo Amunátegui Solar (1860-1946), como encargado de la cátedra de Derecho Constitucional y Francisco Jenschke, como profesor de gimnasia.

El 29 de abril de 1889, Julio Bañados, ministro de Instrucción Pública, firmó el Decreto Supremo que finalmente creó el Instituto. Sus actividades se iniciaron en agosto de ese año, bajo la dirección de Federico Johow, en una casa ubicada en la Alameda de las Delicias. El Instituto quedó vinculado a la Universidad de Chile y se dividió en dos secciones, una de humanidades superiores y otra de ciencias. Para ingresar, los postulantes debieron cumplir una serie de requisitos, entre los que se encontraba poseer el grado de bachiller en humanidades. Sin embargo, esta condición se flexibilizó en sus primeros años, para así poder admitir a profesores normalistas en sus salas, quienes no cumplían con ese requisito (cf. Muñoz, José María. Historia elemental de la pedagojía chilena).

A fines de 1892 egresó la primera generación de profesores secundarios formados en el Instituto Pedagógico. Estos fueron alrededor de 30 maestros que luego se distribuyeron a lo largo del país para enseñar en los liceos públicos. Todos ellos eran hombres. Sin embargo, en 1893, Domingo Amunátegui Solar asumió como director del Instituto y, bajo su dirección, admitió el ingreso de mujeres a la institución.

En 1893 se abrió el Liceo de Aplicación anexo al Instituto Pedagógico, a cargo del alemán Jorge Schneider, para que los profesores en formación pudieran realizar allí sus ejercicios pedagógicos. Asimismo, en 1908 se creó el Gabinete de Psicología Experimental, dirigido por el profesor Guillermo Mann. Con ello, en palabras de Rolando Mellafe, "se dio comienzo a la pedagogía científica en Chile" (Reseña histórica del Instituto Pedagógico: cien años en la formación de profesores, p. 13).

Desde las primeras décadas del siglo XX, otras universidades comenzaron a ofrecer la carrera de pedagogía, como la Universidad de Concepción en 1919. Estas debieron aplicar los planes de estudio aprobados por la Universidad de Chile por lo que la importancia del Instituto Pedagógico fue reconocida ampliamente. Domingo Amunátegui Solar, en un discurso pronunciado para el aniversario de su fundación en 1936, destacó que "después del nacimiento del Instituto Nacional y de la creación de la Universidad de Chile, la enseñanza pública no ha conocido reforma de mayor trascendencia que la apertura del Instituto Pedagógico".

En 1981 la administración del Instituto Pedagógico sufrió un cambio importante. Ese año, la dictadura lo transformó en la Academia Superior de Ciencias Pedagógicas de Santiago, desvinculándolo de la Universidad de Chile. Luego, en 1985 el gobierno dictatorial creó la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, como sucesora de la Academia. Esta universidad se considera la continuadora del Instituto Pedagógico. Por ello, en 1989 celebró su primer centenario.

Libro

Revista

Manuscrito

Artículo

Periódico