Subir

Editada entre 1902 y 1932:

Ya están en línea los 15 primeros años de la revista porteña Sucesos

La publicación, editada en Valparaíso, fue una de las primeras revistas chilenas en incluir en sus páginas reporteo gráfico y la cobertura de hechos policiales.

27 de marzo de 2014

Sucesos, 1909

"Salteo en Las Cuevas": Sucesos, 9 de septiembre de 1909.

Memoria Chilena.

Resúmenes de la actualidad internacional; enlaces, nacimientos y otros hechos notables de la vida social; el seguimiento de competencias deportivas y crónicas literarias. Hasta allí, pareciera ser uno más de los semanarios de su época como Zig Zag. Pero Sucesos (1902-1932) -fundada por los hermanos de origen alemán Gustavo y Alberto Helfmann- fue un paso más allá, al incluir desde sus primeros años la corresponsalía in situ de la contingencia política, económica y social del puerto de Valparaíso y de otras ciudades del país.

La publicación fue pionera también en la cobertura de crónica roja -que la revista denominaba "crónica negra"-, cuyos reportajes incluían imágenes sin censura. "El cadáver fue enterrado en la nieve, pero gracias a las pesquisas del comandante de policía (...) fueron capturados los cuatro asesinos y encontrado el cadáver", se lee por ejemplo en una nota de septiembre de 1909.

"Sucesos es una fuente de época muy valiosa, en la que encontramos por ejemplo algunas de las primeras imágenes de personajes retratados en el contexto de un paseo o de otras actividades sociales, junto al desarrollo de una incipiente crónica urbana", reflexiona sobre la importancia de su digitalización Macarena Dölz, editora de Memoria Chilena.

La colección de Sucesos que se resguarda en la Biblioteca Nacional supera los 1500 números, de los cuales ya se encuentran en línea aproximadamente la mitad (1902-1917), divididos en 53 tomos. La totalidad de la revista estará disponible próximamente al público. 

Artistas ilustradores, política y mundo popular

Suceos, 1911.

Portada ilustrada por Carlos Wiedner, 6 de julio de 1911.

Memoria Chilena.

La revista fue también un fenómeno de ventas, pionera en el uso de las nuevas tecnologías de diagramación e impresión. Lo cierto es que su influencia superó los márgenes de Valparaíso, contando con una amplia red de distribuidores y suscriptores en la capital, así como con corresponsales en provincias.

Sucesos cubrió también acontecimientos como la huelga portuaria de 1903 en Valparaíso, la protesta ciudadana contra el alza de los tranvías de enero de 1915 y el masivo cortejo fúnebre del poeta José Domingo Gómez Rojas. "Puede decirse que, sin dejar de lado la cobertura del mundo político y el registro de la vida social de las clases más acomodadas, es una de las primeras publicaciones que amplía el foco hacia el mundo popular urbano. Hay un retrato de ese mundo y esa cultura que no encontramos en otros medios de la época. Sucesos fue la voz de la calle: un medio vigilante y escéptico frente a las autoridades, fundamental en el desarrollo de una opinión pública hasta entonces en ciernes", enfatiza Dölz.

La publicación contó además con un equipo de colaboradores artísticos de lujo, encabezado en un principio por el alemán Carlos Wiedner (relevado luego en la dirección artística por Jorge "Coke" Délano, cineasta e ilustrador en publicaciones como El Peneca y El Diario Ilustrado). Semana a semana, la revista incluía las ilustraciones y caricaturas del equipo integrado por dibujantes como Edmundo Searle (también colaborador de Zig Zag), Tomás Allende ("Fly"), y Francisco Benavente.

Sucesos es parte de las publicaciones periódicas que se sumaron a la hemeroteca digital de Memoria Chilena en la última actualización del sitio, junto a Match (1928-1929), Los sports (1923-1931), Don Severo (1933-1935), Elite (1936-1941) y Alejandra (1946-1949), entre otras.
 

 

Recursos asociados